Skip to content

Hernia inguinal en el escroto

hernia inguinal que afecta el area del escroto en los hombres

Hernia inguinal escrotal

Hernia inguinal con compromiso testicular

El compromiso testicular se debe comúnmente a la torsión testicular; sin embargo, este caso resalta el riesgo para el testículo con una hernia inguinal encarcelada. En general el examen físico permite descubrir un abultamiento en el canal inguinal con una dilatación escrotal difusa, con cierta sensibilidad y firmeza.

A veces el testículo del paciente no puede evaluarse y, por lo tanto, se usa una ecografía para evaluar la torsión concomitante. La aplicacion de un ultrasonograma revela intestino dentro del saco escrotal sin flujo de sangre al testículo debido a la compresión del cordón espermático.

El cordón espermático contiene 3 arterias, especialmente la arteria testicular, que experimentan un flujo reducido durante la torsión. El diagnóstico de torsión puede confirmarse mediante ultrasonografía si el examen es cuestionable.

Aunque la isquemia testicular por hernia ha sido bien documentada en la literatura pediátrica, solo se encontró 1 caso que demuestra esta complicación en el paciente adulto.

Si el mecanismo de compresión arterial es análogo a la torsión, entonces el tiempo hasta la reducción y el retorno del flujo sanguíneo debería ser de menos de 6 horas para prevenir la isquemia permanente.

Infancia

La hernia inguinal es el problema quirúrgico más común de la infancia. Es el resultado de un pequeño saco que llega a través del anillo inguinal que normalmente está abierto durante la vida fetal y se cierra alrededor del momento del nacimiento.

Por razones desconocidas, no se cierra en algunos bebés. Este saco hace un camino para que los órganos abdominales pasen a través del anillo inguinal hacia la ingle. En los niños, el órgano suele ser un asa de intestino y, en las niñas, puede ser intestino o un ovario.

En niños y niñas, la hernia aparece primero como un bulto en la ingle, y puede aparecer y desaparecer, o puede estar presente todo el tiempo. Por lo general, se “saldrá” cuando el niño llora o se esfuerza. Si solo fluye líquido a través del anillo inguinal hacia el saco, el problema se llama hidrocele.