Skip to content

Hernia inguinal

daños que produce una hernia inguinal

La hernia inguinal

Si tiene o cree que podría tener una hernia, no está solo. Alrededor de 5 millones de personas en los Estados Unidos desarrollan hernias cada año. Las hernias inguinales, el tipo más común, representan 2/3 de las hernias en general. Y aproximadamente el 90% de ellos se encuentran en hombres, lo que probablemente explica su reputación como condición masculina. Entonces, ¿por qué solo el 20% tiene las hernias reparadas? Probablemente porque no conocen las opciones de reparación actuales. Probablemente sea más fácil de lo que piensas para arreglar tu hernia.

Hernia inguinal síntomas

¿Crees que podrías tener una hernia? Mientras que algunas hernias no tienen síntomas (y se encuentran durante un examen físico de rutina), la mayoría de las hernias inguinales tendrán uno o más de los siguientes:

  • Lo que puede sentir: dolor muscular, sensación de debilidad, pesadez, presión, hormigueo o sensación de ardor en el abdomen, la ingle o el escroto. Puede empeorar durante períodos prolongados o tensar los músculos abdominales, como cuando tose, levanta objetos pesados ​​(como los hijos), practica deportes (incluso golf) o tiene evacuaciones intestinales. Puede sentirse mejor con el descanso.
  • Lo que puede ver: un bulto blando en el área de la ingle o el escroto que puede empujar hacia atrás con una presión suave o que se hace más pequeño o desaparece cuando se acuesta. El bulto puede agrandarse a lo largo del día o cuando tose, se doble, se levante o se esfuerce.
  • Lo que puede notar: un dolor repentino y agudo en el área de la ingle o una sensación de que algo se ‘rasgó’. Incluso si no tiene otros síntomas, debe consultar a su médico para verificarlo.

Si tiene un bulto que no se puede empujar adentro, que es rojo, morado u oscuro, o tiene fiebre, escalofríos y / o vómitos, vaya a la sala de emergencias de su hospital o llame al 911. No espere – esto puede indicar una emergencia que puede poner en peligro la vida.

¿Hernia inguinal que es?

Si notó un dolor repentino en la ingle o una sensación como si algo se hubiera roto, es posible que tenga razón. Una hernia es una debilidad o rasgadura en la pared del músculo abdominal, que normalmente mantiene el revestimiento interno del abdomen y los órganos internos en su lugar (es decir, dentro, donde pertenecen). La debilidad o rasgadura permite que el revestimiento interno sobresalga y forme una bolsa. El bulto que puede ver es generalmente un asa de intestino que sobresale a través de la rasgadura en el músculo y dentro de esa bolsa.

Al contrario del mito popular (sobre levantar objetos pesados), no causó su hernia. La mayoría de las personas nacen con una debilidad en el músculo, que finalmente cede, o una abertura que no se cierra (como suele suceder) antes del nacimiento.

¿Por qué los hombres?

El área donde se producen las hernias inguinales es la abertura a través de la cual descienden los testículos durante el desarrollo fetal. Por lo general, se cierra antes del nacimiento, a excepción de un pequeño espacio que permite que el cordón espermático pase al escroto. Si no se cierra correctamente, puede dejar una debilidad natural que puede abombarse o romperse más adelante.

Hernia inguinal mujer

La hernia inguinal en las mujeres es bastante poco común en comparación con los hombres. Sin embargo, en las mujeres puede suponer tanto un reto diagnóstico como quirúrgico para el cirujano que las atiende. El conocimiento de la anatomía de la región y de todos los contenidos posibles es esencial para prevenir complicaciones adversas

Se puede poner peor

La respuesta corta: sí. Una hernia no desaparecerá por sí misma, y ​​casi siempre empeora cuanto más tiempo se ignora. La lágrima se hace más grande, y cuanto más grande es la lágrima, más grande es la cirugía necesaria para arreglarlo. Lo que comenzó como presión o incomodidad puede convertirse en dolor. El dolor puede no estar solo en el área de la hernia; puede irradiarse a la cadera, la espalda, la pierna, incluso a los genitales. A medida que su hernia empeora, muchos aspectos de su vida empeorarán junto con ella. Incluso si no es doloroso (aún), la sensación y la presión pueden hacer que evites ciertas actividades. Su trabajo, su familia, los fines de semana e incluso su vida sexual pueden sufrir todos.

Una hernia puede convertirse en una emergencia

Si el asa del intestino está atrapada fuertemente, se puede cortar el suministro de sangre (estrangulación). Sin el suministro de sangre, el tejido atrapado se hinchará, morirá y se infectará. Y eso es una emergencia, incluso puede poner en peligro la vida.

Llamar a emergencias o ir al hospital directamente si:

  • El bulto de su hernia ya no vuelve adentro cuando se acuesta o con una presión suave
  • Sabe que tiene una hernia y tiene fiebre, escalofríos, náuseas o vómitos, sangre en las heces, o no puede evacuar ni pasar el gas
  • El bulto se vuelve rojo, morado u oscuro
  • Tiene un dolor rápidamente creciente o severo en el abdomen o en la región genital.

La única forma de reparar una hernia es mediante cirugía. ¿Las buenas noticias? Las técnicas quirúrgicas han recorrido un largo camino, siendo los nuevos procedimientos y materiales  opciones que pueden disminuir las molestias y acelerar la recuperación, para que pueda regenerar su salud y su vida más rápido de lo que crees.

Complicaciones Hernia inguinal

Las complicaciones principales de una hernia inguinal son el encarcelamiento, el estrangulamiento y la obstrucción.

Las complicaciones postoperatorias de la reparación de la hernia incluyen:

  • Dolor, moretones, hematoma, infección o retención urinaria
  • Recurrencia, aproximadamente 1.0% dentro de los 5 años de la cirugía
  • El dolor crónico (que persiste 3 meses después de la reparación de la hernia), puede ocurrir en hasta 30% de los pacientes y es incapacitante en ~ 2%
  • Daño a los conductos deferentes o vasos testiculares, lo que lleva a orquitis isquémica (y potencialmente a la subfertilidad)

Implicación testicular

Hay muchos mitos y rumores, incluso bromas, sobre la hernia y los testículos. El problema más común que realmente importa es que en un pequeño número de casos, el daño puede ser causado por la hernia (especialmente si se descuida) o la reparación si no se realiza bien. Aquí hablamos de atrofia testicular, lo que significa la muerte de ese tejido. Eso a menudo requiere la extracción del testículo afectado.

El suministro de sangre al testículo pasa por el canal inguinal. Una cirugía descuidada o inexperta puede dañar el suministro de sangre. El daño al suministro de sangre es más probable si se vuelve a operar para la hernia inguinal recurrente debido a la cicatriz del tejido, la dificultad para reconocer las estructuras y los vasos sanguíneos que no están en su posición “correcta”

Los vasos testiculares siempre están en riesgo en cualquier reparación de hernia inguinal. El cirujano siempre debe ser cuidadoso y tener la experiencia adecuada.

Se ha estimado que la complicación de la orquitis isquémica (EE. UU. Isquémica) y la atrofia testicular ocurren en aproximadamente 2% a 3% de todas las reparaciones de hernias.

Tipos de hernia inguinal

Una hernia se define como la protrusión de parte o de la totalidad de un órgano o tejido a través de la pared de la cavidad que normalmente la contiene. Para las hernias inguinales, hay dos subtipos principales que pueden ocurrir:

  • Hernia inguinal directa (20%) – El intestino entra en el canal inguinal “directamente” a través de una debilidad en la pared posterior del canal, llamado triángulo de Hesselbach.
    Ocurren con mayor frecuencia en pacientes mayores, a menudo como consecuencia de la laxitud de la pared abdominal o de un aumento significativo de la presión intraabdominal.
  • Hernia inguinal indirecta (80%): el intestino ingresa al canal inguinal a través del anillo inguinal profundo.
    Surgen del cierre incompleto del processus vaginalis, una salida del peritoneo que permite el descenso testicular embrionario, por lo que por lo general se consideran de origen congénito.
    Estos dos tipos de hernia inguinal sólo pueden diferenciarse de forma fiable en el momento de la cirugía mediante la identificación de los vasos epigástricos inferiores; las hernias indirectas serán laterales a los vasos mientras que las hernias directas serán mediales a los vasos.

 

Fuentes :

https://www.jpedsurg.org/

https://jamanetwork.com/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/

https://www.liebertpub.com/